Curación de mykhailo vatseba y maría

16.09.2011 23:02

 Curación de mykhailo vatseba y maría

Los niños escriben desde Ucrania


El P. Zenovy Kasko, párroco de Radcha, Ucrania, con algunos de los niños curados en su parroquia. Todos los que están en esta habitación dieron testimonio de su curación después de besar la medalla de Garabandal.

 

Curación de Mykhailo Vatseba

 

 

23 de noviembre de 2002

¡Gloria a Jesucristo!.

Mi nombre es Mykhailo. Vivo en la aldea de Radcha. Tengo 14 años. Las costillas de la parte izquierda de mi torax eran más pequeñas que las de la derecha. Esto me ocasionaba molestias y era de gran preocupación para mis padres y para mí. Besé las medallas de Garabandal en cuatro ocasiones, una vez con Helen, Sra. Rozeluk, cuando ella estuvo en nuestra aldea, y después con el Padre Zenovy.

Ayer, mi clase tuvo un exámen médico. Los médicos me examinaron y me dijeron que estoy perfectamente sano. Sí, mi caja torácica está normal.

Mi mas sincero agradecimiento a los Rozeluks y a la Santísima Virgen María por la gracia recibida para mi cuerpo así como para mi alma. Ahora, mi vida tiene más significado porque me siento mejor espiritualmente.

Mykhailo Vatseba 
Radcha, Ucrania

 

 

Curación de María

 

 

23 de noviembre de 2002

Tengo 13 años. Vivo en la aldea de Radcha, en la región de Tysmenytsia, provincia de Ivano Frankivsk, Ucrania. Mi nombre es Maria. Quisiera dar las gracias a Michael y Helen, que vinieron a mi aldea el 21 de septiembre de 2002.

Cada mañana, cuando me despertaba, siempre tenía hemorragia nasal. Hice todo lo que pude para tratar de curarla pero no lo conseguí. Cuando oí que Dios curaba por medio de las Oraciones y la Medalla besada por la Bendita Madre en Garabandal, pensé en ir allí. La Sra. Helen y Dr. Michael curaron a mucha gente pidiendo a la Santísima Virgen que intercediese ante su Hijo Jesús; yo fui curado también. Ahora estoy bien. ¡Gracias!.

Después de esto, no he tenido más hemorragias. La Bendita Madre de Dios está realmente con ellos.

Maria,
Aldea de Radcha, Ucrania.

 


 

Los esposos Rozeluks vinieron a Ucrania a hablar en pueblos y ciudades acerca del gran Amor de la Santísima Virgen María por todos nosotros.

Los Rozeluks dicen que sólo DIOS es el que cura.

Es Dios quien hizo todos los prodigios y milagros. Todo lo que ellos pueden hacer es orar y dar a besar la medalla que Madre María besó en Garabandal para que, por Sus Besos, todos recibamos sus gracias.

Ella dijo:

-- Por Mi beso, ¡Mi Hijo Jesús realizará muchos prodigios por todo el mundo!.

¡Esto es completamente cierto!, mucha gente ya ha sido testigo de esto.

¡Gloria a Dios!.